Cabecera ITIL 4

El soborno: ¿Sabe cómo combatirlo?

El soborno es una actividad que ha marcado a todos los sectores de la sociedad, desde el más pequeño como un guardia de seguridad que recibe pagos a cambio de no levantar una infracción de tránsito

hasta las más grandes redes de soborno que han involucrado a distintos países de todo el mundo;  tan sólo el año pasado se investigaba en Brasil un escándalo de soborno por 349 millones de dólares dados a políticos por una empresa constructora privada, la mayor de América Latina, a cambio de contratos de obras públicas. Este caso dirigió la investigación a doce países (entre ellos México, Argentina, Colombia, Ecuador, Guatemala y Perú) en tres continentes y una gran cantidad de servidores públicos.

En Alemania, uno de los casos más llamativos, fue el de la empresa de ingeniería eléctrica más grandes del país, la cual pagó durante más de 10 años sobornos a funcionarios de todo el mundo por un monto aproximado de 1.4 mil millones de dólares. Esta empresa contaba con una excelente reputación antes de que se destapara su red de soborno, pues fingía la realización de sus negocios bajo los más estrictos estándares éticos y legales, contaba con normas corporativas y códigos de ética sin embargo, eso no fue suficiente para que la compañía llevara a cabo uno de los escándalos de corrupción más grandes desde 1990.

“El soborno es una modalidad de Fraude, se trata de un problema social que puede afectar a cualquier organización sin importar su tamaño o su objeto social;  para combatirlo se requiere de un compromiso de la organización que debe permear en forma de cascada, es decir el ejemplo y el compromiso empieza desde quien toma las decisiones y ejecuta las estrategias de negocio y debe considerar a toda la organización, por lo que es de suma importancia que el compromiso sea un cambio cultural y un actuar con transparencia.” Señala Gina Sanmiguel, Consultor Senior de Pink Elephant.

El soborno se caracteriza por ser un ofrecimiento, ventaja, promesa o aceptación de un beneficio ya sea económico, material o no material, una omisión o influencia que favorezca o perjudique a un tercero. Cualquier compañía pública o privada, sin importar su tamaño es propensa a caer en este tipo de acciones, convirtiéndose en un problema que aqueja al mundo organizacional y que es importante combatir.

Las estrategias para combatir el soborno deben centrarse en la cero tolerancia al soborno y deben empezar por la concientización, educación, compromiso de la alta gerencia, desarrollo de buenas prácticas, una adecuada gestión de riesgos, así como la existencia y cumplimiento de un régimen sancionatorio que se pueda ejemplarizar.

En las organizaciones existen áreas más vulnerables a la materialización del riesgo de soborno, por lo que prevenirlo y detectarlo es fundamental para evitar entornos poco confiables en el interior de las empresas o al exterior, pues esto podría dañar la reputación y frenar su crecimiento. Para la especialista, las áreas más propensas suelen ser aquellas donde se administran las finanzas o las actividades del personal, compras, auditorías y donde se administra la relación con clientes o clientes, contratistas y/o proveedores.

Existe una manera inicial de gestionar el riesgo de soborno y se considerara dentro del triángulo del Fraude que demarca tres factores: La oportunidad, la racionalización o justificación y la motivación o presión.

La oportunidad es un factor de quien tiene el conocimiento o la posición estratégica para recibirlo u ofrecerlo y esta característica se presenta con mayor frecuencia en los altos directivos de las organizaciones o en los empleados que tienen muchos años dentro de una empresa y conocen a la perfección el manejo de la organización, también se puede presentar con el personal que labora en las áreas vulnerables de la compañía.

La racionalización o justificación es una conducta que toman las personas para argumentar la acción del soborno. El individuo busca tener un “porqué” para recibir u ofrecer el soborno; normalmente estas actitudes se pueden asociar con: “llevo muchos años es esta compañía y no me han valorado como me merezco”; “Será una sola vez y nadie tiene por qué notarlo”. “Será en beneficio de todos”; “Son tiempos difíciles y hay que aprovechar la oportunidad” entre otros.

La precisión o motivación nace de una necesidad o una influencia que puede estar generando el que está ofreciendo el soborno, puede ser apoyada por una situación de necesidad o una circunstancia donde haya una presión o motivación externa, ya sea una deuda, enfermedad, bancarrota, gastos improvistos, una posición superior o conseguir cumplimiento de metas excesivas.

Hoy en día hay varias regulaciones que exigen a las empresas adoptar medidas para combatir y evitar el soborno sin embargo, no es suficiente, por lo que es importante que se concentren los esfuerzos en impulsar un cambio cultural dentro de las organizaciones, que permita demostrar su compromiso en garantizar la transparencia de sus acciones y generar confianza. Es por ello que surgió el estándar ISO 37001, que aporta a las organizaciones un marco de buenas prácticas con el objetivo de establecer los requisitos para implementar, mantener, revisar y mejorar un Sistema de Gestión Antisoborno dándole gran importancia a la capacitación y a la concientización.

La norma ISO 37001 describe el soborno como todo lo que sea una oferta, promesa, entrega, aceptación o solicitud de una ventaja indebida de cualquier valor, ya sea financiera o no, y se da como incentivo para que un individuo actúe o deje de actuar en relación con el desempeño o las obligaciones que le corresponden. Es decir, este concepto engloba todo lo que se brinda a cambio de realizar un acto indebido dentro de la compañía o para obtener un beneficio.

Si bien la norma solo contempla un sistema de gestión Antisoborno, es decisión de cada una de las organizaciones ampliar el alcance a las demás modalidades de corrupción como es el fraude, el cohecho, la extorsión, el lavado de activos y el nepotismo”, finalizó Gina Sanmiguel, Consultor Senior en Pink Elephant.

Sí requiere de más información y cómo comenzar con un esquema de Seguridad de la Información, Continuidad y Riesgo de TI en su organización, comuníquese con los Expertos al +52 55 3544 3050 o info.mx@pinkelephant.com

Fundamentos ISO 37001
Auditor Líder ISO 37001
Implementador Líder ISO 37001