Cabecera ITIL 4

Aprendizaje automatizado: una solución para la reducción de costos, detonar el talento digital y mejorar los procesos

En la era digital, las organizaciones que sobrevivan serán aquellas que sean capaces de reinventarse, es decir, evolucionar sus modelos operativos y de negocio.

El avance tecnológico ha obligado a las empresas a adoptar nuevas formas de realizar sus operaciones, pues aunque muchas veces hablar de Transformación Digital resulta complicado para los dueños de las compañías, es necesario que los procesos y modelos de TI se adapten al avance de la tecnología; así que las organizaciones deben tener la capacidad para integrar nuevas herramientas, con el objetivo de reinventar la cadena de valor y los modelos de negocio.

 En busca de una RENOVACIÓN.

De cara al continuo cambio tecnológico, ha surgido un concepto que resulta fundamental adaptar, con el fin de que los procesos que han estado rezagados den un giro que les permitan ser optimizados y simplificados, nos referimos al Aprendizaje Automatizado.

El debate sobre la Inteligencia Artificial, ha permitido incluir nuevos conceptos que se asemejan por la forma en que funcionan, en este sentido el Aprendizaje Automatizado se estructura a través de softwares que dan a las computadoras la capacidad de aprender de los datos que reciben para establecer patrones y generar acciones en consecuencia. En este sentido y tomando como sustento a los robots, este tipo de aprendizaje es la oportunidad para evolucionar los modelos de trabajo y actualizarlos a formas más dinámicas y adaptables.

Aunque nos encontramos en la plenitud de la Era Digital, a veces resulta complicado poder adoptar este tipo de herramientas a las compañías, el miedo a los cambios es normal sin embargo, es necesario entender que los robots de automatización, se convertirán en un instrumento común en el ambiente de trabajo, donde será imposible imaginar una compañía que no utilice estas tecnologías.

¿Se imagina una organización que no haga uso del correo electrónico?, pues así de obsoleto resultará encontrarnos con una empresa resistente a este cambio. Entonces la Automatización de Procesos será un elemento fundamental en el rediseño y mejora de las cadenas de valor en cualquier tipo de empresa.

 Beneficios del cambio

Actualmente las empresas están experimentando una obsolescencia de sus procesos operativos, lo que se ve reflejado en una cadena de valor rezagada y gran parte de la resistencia a este cambio se debe a la falta de conocimiento, pues se tiene la idea errónea de que los robots reemplazarán el trabajo humano sin embargo, gran parte de los esfuerzos por parte de los especialistas de Pink Elephant, están centrados en la difusión de información que les permitan conocer cuáles son los beneficios de la transición a estas tecnologías.

Por ejemplo, en Latinoamérica el aprendizaje automatizado ha permitido:

  • Aumentar los tiempos de respuesta hasta un 15%
  • Optimizar los recursos en un 17%
  • Reducir costos operativos entre un 25% y 50%
  • Evitar errores humanos un 35%
  • Diseñar un sistema de trazabilidad eficiente en un 27%
  • Reducir la carga laboral y potenciar el talento del personal

Una metodología para el cambio

Con la adopción de robots de automatización de procesos, estamos en la antesala de evolucionar a cadenas de valor que tienen inteligencia para anticiparse y adaptarse, principalmente en áreas como Recursos Humanos, Servicios en TI, Customer Service, Supply Chain, Contabilidad y Finanzas. Pero para lograr establecer estos cambios, es importante que las empresas se acerquen a los expertos y adopten sus modelos metodológicos para la implementación del cambio. En Pink Elephant las metodologías tienen un proceso bien definido que busca que los clientes demuestren resultados concretos, tangibles en costo, satisfacción, calidad y eficiencia.

Hombre y Robot: una sinergia necesaria:

Uno de los debates que han surgido en torno a la utilización de máquinas de aprendizaje automatizado, es la sustitución del humano por el de robots. Este es uno de los principales factores de la resistencia al cambio por parte de las compañías sin embargo, su uso para automatizar los procesos de negocio y de TI, no se debe entender como un desplazamiento o sustitución de los empleados, es una sinergia de colaboración en que ambos aprenden, se ayudan y crecen.

En este complemento, ambos ocupan un papel fundamental, el robot únicamente busca los datos, verifica, analiza la información y revisa para generar una respuesta automática. Por el contrario, el trabajo humano permite resolver problemas, generar ideas, crear relaciones interpersonales, entre muchas otras cualidades que el aprendizaje automático no realiza, es decir, que no es capaz de tomar decisiones ante una consecuencia, únicamente actúa mediante la constante recepción de información que el humano le proporciona.

Es importante comprender que dichos softwares cumplen el objetivo de hacer las operaciones más rápidas y eficientes. Lo ideal es que el trabajo humano se vea potenciado con la ayuda de esta tecnología, para ello, las organizaciones deben saber que para adoptar temas de Automatización de Procesos, primero tiene que ser entendido como una inversión en el talento y habilidades de las personas; y después la tecnología; entonces, la automatización adoptada de manera adecuada denotará el talento de las personas, amplificará las capacidades humanas en cuanto a comprender, actuar y aprender, reducirá los costos, detonará el talento digital y mejorar los procesos.